Psicología del color – Los colores “afectan” nuestro sistema

La psicología del color es un tema de debate completamente abierto, hay muy pocas (si es que las hay) investigaciones científicas indiscutibles presentadas, sin embargo, un número cada vez más creciente de físicos, psicólogos, biólogos y neurocientificos se están tomando el tema cada vez más en serio.

La psicología del color

¿Cómo funciona  la psicología del color?

Muchos piensan que el color es solo una de cuestión de cómo vemos las cosas, y la teoría es desestimada muchas veces y expuesta como algo puramente estético, sin embardo, el color es la luz, la fuente de la vida misma. No hay ninguna parte donde el color no exista y nuestra respuesta instintiva e inconsciente ante las tonalidades es que sin duda es un elemento vital y forma parte de nuestra supervivencia.

El color es propio del sistema de señalización de la naturaleza. Científicamente, es el primer impulso que registramos para evaluar cualquier cosa.

Para demostrarlo, un ejemplo muy simple: pensemos en la reacción al ver una simple mosca rondando por nuestra casa. Al  ver el color negro solo sentiremos una leve irritación, mientras que si el insecto tiene rayas amarillas, nuestra reacción será completamente diferente. Ese mismo instinto nos advierte cuando un alimento no es acto para el consumo, y en el reino animal incluso se utiliza para señalar la disponibilidad sexual.

Es cierto que en el mundo tan sofisticado en el que vivimos, es fácil subestimar el poder de los instintos primitivos, ya que la mayoría son totalmente inconscientes, aunque esto no significa que hayan desaparecido. Los colores del ambiente en el que nos encontramos o el trabajo nos afectan del mismo modo que los del mundo natural, seguimos enviando señales claras que todos podemos leer con precisión.

La ciencia siempre ha reconocido el vínculo entre el color y el estado animo/comportamiento. Hay cantidad de investigaciones científicas al respecto, sin embargo, nadie ha escrito una monografía al respecto en los últimos treinta años, seguramente porque sus resultados muchas veces no resultan concluyentes.

Los colores en la psicologia

Dentro de la psicología no es fácil estudiar la armonía de los colores, incluso puede que en ocasiones se escapen de su competencia, aunque si es interesante tomar en consideración las sutilezas y diferencias entre las sombras y el tono, teniendo siempre en cuenta que en la mayoría de las ocasiones la respuesta al color puede tomarse como algo subjetivo e impredecible.

Hay pocas ramas de la psicología que carezcan de encanto e interés, pero sin duda la psicología del color hoy por hoy está en constante debate y estudio.

Si quieres saber más, no te pierdas la Teoría del color en la psicología

.

Deja un comentario

Required fields are marked *.